Muchas veces los papás y mamás pensamos en todos los detalles para que la Primera Comunión de nuestros hijos salga perfecta. Que si el traje o el vestido, el banquete, la ceremonia… Pero si los mayores organizamos todos los pormenores, en ocasiones no nos damos cuenta y evitamos que el o la protagonista se sientan como tal.

Pues bien, hemos pensado en un detalle de la decoración que ensalce aún más ese protagonismo. Las mesas de chuches, comúnmente llamadas “Candy Bar” siempre están repletas de dulces, pegatinas, gominolas, regalitos, piruletas, etc. Cada vez son más originales y cuesta más destacar en su decoración, pero os queremos presentar la última tendencia para personalizarlas:  ¿Qué te parecería una fotografía enorme del niño/a para que se sienta verdaderamente la estrella del día?

Te ofrecemos una ampliación de 1 metro x 80 para que personalices tu Candy Bar.

Lo mejor de todo es que después de la Comunión le quedará una ampliación 80 x 80 montada sobre foam, chulísima, que podrás colocar en su habitación, hacer un póster… Y todo por sólo 39 € !! Regálaselo, es un detalle súper original que no olvidará !!
Si aún no tienes fotógrafo para la Primera comunión de tu peque, esto te puede interesar… HAZ CLIC AQUÍ.